martes, 15 de noviembre de 2011

AGROTÓXICOS VI: Alimentar a los chanchos chinos con picadillo de carne humana argentina




Como hemos visto, mucha tela hay para cortar en lo que se refiere al uso de agrotóxicos.

La aprobación de transgénicos (organismos genéticamente modificados, en el caso de la soja, modificada para contener agrotóxicos) siempre cuenta con la anuencia de los gobiernos, la desidia, la desinformación o la corrupción, tal como se demostrara en Francia donde quienes dieron la aprobación para el ingreso de maíz modificado genéticamente , resultaron ser tenedores de acciones de una subsidiaria de Monsanto en Israel. 

Vienen por la tierra. Vienen por la producción de esta tierra. No sólo en Argentina. Es en todo el mundo igual. 
Quien controle  las semillas controlará nuestras vidas.

Se consumen apenas 4 de los cereales que podríamos consumir. Arroz, trigo, soja y maíz.  La industria alimentaria se basa en esos 4 cultivos.
Todas están siendo modificadas genéticamente.
Todas pagarán royalty.
A todas, para cultivarlas deberemos regarlas con los agrotóxicos que ellos mismos venden o no crecerán. 
Desde el pan , hasta la lecitina emulsionante de grasas que se usa en pastelería, confituras o golosinas. El edulcorante que tienen las gaseosas y jugos. El jamón y las hamburguesas.El tomate.  Todo contiene en su origen semillas modificadas genéticamente por la que se debió pagar royalty.
Nuestra alimentación, el precio que pagamos por nuestra comida,  está quedando supeditado a pocas empresas multinacionales. 

El gobierno nacional ha enviado al Congreso una ley de tierras para impedir la extranjerización del recurso no renovable.
Es menester proteger nuestra capacidad productiva. No sólo manteniendo en manos argentinas nuestra fuente de alimentos, sino también regulando el uso de esa tierra. 
No es sustentable el monocultivo de soja. Tampoco lo es a largo plazo aunque se lo alterne con maíz, y trigo. 
Nuestros alimentos hortícolas se han encarecido en los últimos 20 años, por el flete, pero también por las distancias.Todas las verduras que se consumen en Bs. As. provienen de 3 lugares,  un cinturón hortícola La Plata, otro en la zona de Mar del Plata  y otro en Salta . Eso hace que las verduras cuesten lo que cuestan.
Eso y el precio de las semillas importadas, modificadas genéticamente en su mayoría y/o seleccionadas con alto grado de viabilidad.
No podemos hablar seriamente de soberanía, si la soberanía de nuestra tierra no está garantizada. Es menester aprobar cuanto antes una ley que garantice la tierra de la Argentina para los argentinos en primer lugar. 

Así como otros países han empezado a hablar de soberanía alimentaria, deberíamos hacerlo también nosotros. Los chanchos chinos requieren soja. Pero los niños argentinos requieren poder vivir sanamente.  No tiene mucho sentido alimentar a los chanchos chinos enfermando a nuestras futuras generaciones.
La concentración económica y política  en manos de unos pocos hace cada vez más vulnerables a trabajadores del sector agropecuario cuya subsistencia y la de su familia  depende de mantener el trabajo que los está enfermando.

Las mismas empresas que desarrollan las semillas modificadas genéticamente, desarrollan agroquímicos cada vez más tóxicos para superar la natural resistencia que desarrollan otros vegetales al tóxico anterior. Estas mismas empresas, contratan en forma ilegal trabajadores temporarios, para producir semillas modificadas por las que luego esos mismos trabajadores deberán pagar más en el almacén al comprar sus alimentos. 

Esto no sería posible sin una red de complicidades, tales como la de jueces que dictan la falta de mérito a los esclavistas a pesar de haber visto en qué condiciones trabajaban y vivían. Se ve que paga muy bien el silencio.

Es una cuestión de salud pública el uso de agrotóxicos y sus consecuencias . Y es una cuestión de seguridad laboral eliminar el trabajo ilegal que favorecen las condiciones para la esclavitud y la enfermedad de nuestro pueblo. 


Habrá que dejar de mirar para otro lado, y EXIGIR a  aquellos funcionarios de 2º y 3º líneas que empiecen a funcionar. 


FUNCIONARIO QUE NO FUNCIONA, ESTORBA. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Bienvenidos los que quieran dejar su opinión, y gracias por hacerlo.