lunes, 15 de agosto de 2011

La realidad incómoda

Han pasadolas elecciones primarias en Argentina y el día lunes nos encuentra con una realidad , que para algunos, era inesperada. Cabe preguntarse, ¿por qué era inesperada?
Tenían a la vista las mejoras sociales, la bonanza económica,el cada vez menor índice de desempleo... Sin embargo, muchos, enceguecidos por los medios de comunicación, o por cargar sobre sus espaldas una rabiosa y lejana  furia anti peronista, no esperaban un triunfo tan contundente de la Sra . Presidenta.
Muchos de los candidatos opositores, subidos a la soberbia televisiva y la arenga mediática, compraron la idea de ser posibles candidatos a la presidencia de la nación. ¡Nada menos!
Algunos, supusieron que poniendo los intereses de algún monopolio mediático por delante, estarían a salvo y garantizarían cierta cantidad de votos.
Señoras y señores opositores, tal vez, cuando dejen de mirar su propio ombligo y de sorber calcetines ajenos, puedan mirar por la ventanilla del tren al que se subieron y recorrer el país.
El 80 % de los votos positivos que cosechó la Sra Presidenta, no se deben a haberles comprado choripanes, sino a que hace años que se está trabajando en la provincia. Que falta muchísimo por mejorar, no lo duden, pero si vieran los paneles solares en las pequeñas escuelitas a la vera de la ruta nac. Nº 9,  se darian cuenta que ese pequeño gesto le cambió la vida a sus estudiantes que ya no deben caminar kilómetros para buscar agua , por ejemplo. O tal vez, siguendo la misma ruta puedan avizorar (créanme, es imposible no notarlas) las miles de viviendas que se erigen hoy a la salida de la capital provincial. Esos miles de personas, que antes vivian en condiciones indignas, hoy pagan su vivienda digna. No querían limosnas como las bolsas de comida o la zapatilla izquierda, para que si el candidato de turno ganaba, conseguir la derecha.  Querían dignidad. Y la consiguieron, junto con el trabajo , y la cuota que pagan.
Si siguen por la misma ruta, llegarán a Tucumán, donde viven Barbarita y su familia . ¿Se acuerdan que en 2002 ,esa criaturita de escasa estatura mostraba ante las cámaras sus enormes ojos llorosos porque no tenía nada que comer?  Hoy , Barbarita, estudia , come todos los días, tiene una netbook con la que aprende, y su padre tiene trabajo. Su familia además, pudo poner en la ventana de su casa un pequeño quiosco, donde los hermanos se turnan para atender, y así, ayudar a la economía familiar.
Sras y sres opositores, todo lo que los argentinos queremos ,es dignidad. No queremos mucho más que eso. Trabajar , poder criar y educar a nuestros hijos, y soñar con un mundo más justo, donde no haya chicos muriendo de hambre en el país que produce  y exporta alimentos; mientras 4 tipos se pesificaban las deudas para incrementar en millones de dólares sus patrimonios.
Fueron sus mezquindades, sus oprobiosas mezquindades las que han volcado  a la mitad de la población a no votarlos de nuevo. Y yo, desde mi humilde rincón, celebro eso.

Felicitaciones al pueblo argentino que parece despertar de un largo letargo y concurrió mayoritariamente a votar para hacer sentir su voz.

4 comentarios:

  1. Inauguro tu blog con una felicitación por el análisis. Agregaría que estos tipos fueron víctimas de la propia maquinaria de mentiras que los instaló como referentes de la "oposición". Escuchar a De Narváez con desparpajo diciendo que el Kirchnerismo estaba muerto. O a Duhalde diciéndole a TNmbaum hace sólo 5 días que él le iba a explicar cómo era esto de las elecciones porque éste no sabía nada. Asegurando que él sacaba el 26% y Cris el 35% y que en segunda vuelta él la arrasaba. Era todo tan bizarro, que a mi me hacía dudar si estos tipos estaban en pedo o si realmente se creían sus propias mentiras. A la luz de lo ocurrido, me parece que pasó lo segundo. Fueron víctimas del propio aparato comunicacional que los instaló y les hizo creer en el país virtual que este pintaba. Se subieron a un tren imaginario que no tenía destino. Y allí están, todos juntos, subidos a esa máquina infernal que los llevará inexorablemente "hasta la derrota siempre".

    ResponderEliminar
  2. Ojalá así sea... Yo tengo mis serias dudas, ya que han puesto huevos en muchas canastas. Y alguna serpiente hija quedará. Espero que sirva todo esto para que los partidos viejos vayan renovándose, que estos mamarrachos políticos desaparezcan y florezcan nuevas flores, de otro color , con o sin espinas, pero NUEVAS. Gracias por tu participación!

    ResponderEliminar
  3. ¡Excelente, amiga! Te leo y entiendo qué es la comunión de los espíritus: ni más ni menos, es lo que siento y pienso.
    Sí, porque los que apoyamos este MODELO, así con mayúsculas, no sólo pensamos, también sentimos. Sentimos orgullo, dignidad, amor, y éso no sólo nos hace fuertes: también nos hace felices...
    Debe ser por eso que algunos no nos toleran...
    Abrazo amiga, y éxito con tu blog!

    Greta.

    ResponderEliminar
  4. Muy bueno!Siempre es más que interesante leerte, en Twitter, ahora acá. Exitos miles.

    Alicia

    ResponderEliminar

Bienvenidos los que quieran dejar su opinión, y gracias por hacerlo.