jueves, 10 de noviembre de 2016

La mesa del Monstruo




En los últimos días, se conocieron nuevas vergonzantes declaraciones del Senador Miguel Ángel Pichetto. Un hombre que nos tiene acostumbrados desde hace 23 años a ampararse en sus fueros para decir cualquier barbaridad, mientras succiona tiernamente los calcetines del mandatario de turno.

Hace unos meses, victimizándose, declaró: 

 "He recuperado la capacidad de pensar y reflexionar y de decir lo que realmente pienso", explicó. Y agregó: "Ya no estoy atado por las obligaciones que me determinaba ser gobierno y oficialismo".

Y desde entonces, se convirtió en la espada verbal del macrismo, soltando su excrecencia , esa que no se animan desde el gobierno a decir para no agitar aún más, las aguas en su contra.

El discurso del senador siempreoficialista es peligroso porque está instalando en Argentina la violencia contra las minorías, la persecución racial, y ayuda a cimentar la reforma social que pretende hacer la derecha hoy enquistada en el Poder.  

Así, cuando el Senador que nos avergüenza, dice: 


"¿Cuánta miseria puede aguantar Argentina recibiendo inmigrantes pobres? La Argentina tiene que controlar. Hay una migración muy compleja y no hay ningún tipo de reciprocidad" 

está instalando la idea de que la pobreza es culpa de los inmigrantes y no de políticas de gobierno basadas en la concentración de la riqueza que favorecen al 1% de la sociedad, mientras excluye al resto 99% restante. De este modo, el Senador Pichetto  justifica el brutal plan económico que la oligarquía instala desde el poder, para hacer un país donde la mayoría seamos pobres.
Pero hace algo más: le da letra y aval a nuevas políticas de ajuste contra los pobres. 

En agosto, mientras se debatía el pliego para confirmar o no a los funcionarios que Mauricio Macri quería al frente de la AFI, en la reunión de la Comisión de Asuntos Constitucionales del Senado y sin decir  "agua va!", el inefable Senador cuestionó el ingreso al país de   "personajes del mundo del delito colombianos, peruanos, bolivianos, paraguayos, que cometen delitos de alta complejidad y entran de manera legal a la Argentina con doble legalidad"

Es rara su selección de extranjeros delincuentes, ya que no se queja por ejemplo de David Mulford el norteamericano que vino a imponer el Megacanje;  ni del español Gerardo Díaz Ferrán  que se quedó con Aerolíneas Argentinas a cambio de un Euro luego de vaciarla en nombre del Estado español, y por sus delitos hoy cumple prisión efectiva en España. Tampoco le molestó el otro vaciador español que también está preso en España por la misma razón, Antonio Mata, que puso el nombre para fundar el diario Crítica de la Argentina, y lo fundió dejando a las cientos de personas que dependían de ese sueldo sin sustento, ni indemnización.  

No lo ví preocupado al Senador Pichetto por el lavador de dinero Gaith Pharaon; ni por el sirio Al Kassar traficante de drogas y armas que pasaba por nuestro país como Pancho por su casa, y manejaba el poder judicial a su antojo y hoy cumple prisión efectiva en los Estados Unidos. 

Tampoco recuerdo haberlo escuchado al Senador Pichetto cuando su mentor Carlos Menem puso al agente secreto sirio Ibrahím -Al Ibrahim al frente de la Aduana ¡sin que este hombre supiera hablar una palabra de castellano!. 

Entonces, ¿por qué el Senador rionegrino, de pronto se muestra tan enojado con los colectivos inmigrantes minoritarios que en general contribuyen a la economía de nuestro país, en los trabajos más pesados como la horticultura, la albañilería, el textil , el cavado de zanjas...? 

El 7 de mayo de  2014 el mismo senador, apuntaba a otros inmigrantes, los chinos y los senegaleses.

"Y aparece el delito chino. En la década de los 90 entraron los chinos y ahora los senegaleses. ¿Dónde están? Yo no los veo en obras en construcción. Los veo vendiendo cosas truchas. Es maravilloso".

Las declaraciones del Senador tienen consecuencias. 

El que finalmente fue nombrado director de la AFI (con el acuerdo del senado) Gustavo Arribas, ese 3 de agosto recogió el guante... 


"Yo sugeriría la creación de una Policía migratoria, es importante"

Qué casualidad, que en apenas unos minutos, el vendedor de jugadores de fútbol, tenía una solución a la medida de los dichos extemporáneos y descontextualizados de Pichetto.

Y en menos de lo que canta un gallo, el gobierno argentino creó la primera cárcel para inmigrantes sin papeles. Apenas 16 días más tarde de las declaraciones del senador del FPV. 

El 19 de agosto, el director nacional de Migraciones Horacio García, el ministro de seguridad porteño el ex procurador Martín Ocampo, y la ministra de Seguridad Patricia Bullrich, firmaron el acuerdo por el comodato que la Ciudad de Buenos Aires le hace a la Nación para alojar allí exclusivamente a las personas que hayan infringido la Ley 25.871 (de migraciones)  vinculadas con el ingreso ilegal al territorio o dictámenes judiciales, previo a su expulsión del territorio.

El inmueble que se está refaccionando  a tal efecto queda en el barrio de Nueva Pompeya, en el Pasaje Colmo 3860. Cerquita de la villa 1-11-14 y de la villa Zavaleta.

En marzo de este año, en circunstancias que aún la policía, o la fiscalía o el juzgado que entiende en la causa, "no pudo" determinar,  fue asesinado el líder senegalés Massar Ba.

Resultado de imagen para Massar ba 

Había llegado a la Argentina en 1995, y desde entonces, se había constituído en uno de los luchadores por los derechos humanos de los africanos, que en nuestro país contiene a  unos 10.000 inmigrantes muchos de ellos, refugiados.

Su activismo en los últimos años lo llevaba a enfrentarse abiertamente con la Policía Metropolitana por el hostigamiento que esta fuerza ejerce sobre los inmigrantes africanos en la Ciudad. 

Dos semanas antes de su misterioso asesinato, sus amigos no había podido comunicarse con  él. Según dicen, parecía estar escondiéndose. 

Massar Ba fue encontrado inconsciente el 7 de marzo en la calle México al 1400 de la Ciudad de Buenos Aires.  Nadie vio nada. 

Massar falleció tres días más tarde en el Hospital Ramos Mejía, donde intentaron infructuosamente salvarlo. Había sido golpeado tan salvajemente que las hemorragias internas no pudieron ser contenidas.

¿En qué estaba trabajando Massar Ba cuando  fue asesinado? En lograr la instalación de una Embajada de Senegal en Argentina.


 Un asesinato monstruoso, silencioso,  conveniente, ignorado por los medios y por el poder judicial, ajustándose a la perfección a lo que parece ser una modalidad de la nueva administración de gobierno.

La eliminación de un líder social relevante para un colectivo inmigrante minoritario, pero muy visible, expone a los 2500 senegaleses que viven en nuestro país a la más absoluta desprotección. 

“Los casos de asedio y de hostigamiento hacia los chicos de Senegal no se remiten solamente a la calle en que los corren con sus mercaderías, que como les digo las compran ahí mismo a los propios comerciantes de la zona, van a buscarlos a sus habitaciones, rompen las puertas, algunos están desnudos y los sacan a la calle como están, les roban las pertenencias, los teléfonos, el dinero… ¿Eso es un allanamiento? ¿Eso es búsqueda de mercadería, que no tiene factura, por ejemplo? Por supuesto que no, no hay órdenes judiciales para realizar esos allanamientos, porque si a uno le muestran una orden, uno como respetuoso de la ley permite, pero lo que está pasando es pura delincuencia, lamentablemente delincuencia organizada.” Declaró Miriam Gómez de la Sociedad Caboverdiana. 


"...A nuestros compatriotas a veces les llevan toda la mercadería y lo peor de todo es que no le dan ningún papel para decirle que cosas se llevaron y donde las tienen. O sea lo que se llevan de ahí, nadie vio, nadie sabe, y no hay ningún papel que registre que se llevaron plata, pero estas cosas no se ven..." dijo Aba Gouyabi de la Asociación de Senegaleses Residentes en Argentina.

 
¿De verdad alguien puede creer al conocer esto,  que no les abrirán una causa judicial falsa para detenerlos y deportarlos?


Según la organización La Alameda, el 78% de las prendas que se confeccionan en nuestro país, provienen del trabajo en condiciones inhumanas, ya sea por ser trabajo forzoso, esclavo o precarizado. 

Se calcula un total de 500.000 trabajadores en estas condiciones. 

En abril de este año, en  el Bajo Flores, en la Ciudad de Buenos Aires, se realizó un allanamiento y se produjeron algunas detenciones. Había 28 trabajadores  esclavos. Todos inmigrantes. Fabricaban uniformes para la Policía Bonaerense.

La misma policía Bonaerense que selecciona a los  morochos para exigirles documentos de identidad, y los detiene si no lo tienen.  Eso si tienen suerte. El albañil argentino Maximiliano Orellana fue apaleado por la policía hasta perder la vida, y poco importó su nacionalidad, ni que no fuera tan morocho como Massar Ba. 
El odio no distingue una vez que se le suelta la cadena.

El trabajo esclavo textil se caracteriza por mafias que trafican personas desde países limítrofes, preferentemente Bolivia, a las que les retienen sus documentos. Pasan por la frontera, muchos lo hacen legalmente, pero al llegar les  son retenidos sus documentos y terminan esclavizados, amenazados con ser denunciados por no tener documentos. 
Son obligados a producir a destajo para tercerizadores de las principales marcas del país. 

Así que ya sea que compres o no la ropa conociendo su origen, podrías ser cómplice involuntario al comprar en un shopping, a{un cuando pagues carísima una prenda, por ejemplo de la marca Cheeky, de la que es dueña la primera dama de nuestro país. 

En 2012, la Fundación La Alameda presentó una denuncia penal contra esa firma, al corroborar y filmar las instalaciones del taller clandestino de la calle Hubac 5673 en el barrio de Mataderos. 
Allí en el video, se observan  13 costureros de origen boliviano, varios de ellos en situación migratoria irregular o sea sin documentación, en extenuantes jornadas de 7 a 22 hs. 

Los costureros estaban encerrados y para ir a hacer un simple mandado a la calle y traspasar la puerta de hierro, debían dejar siempre sus pertenencias como garantía de que no se escaparían.
Vivían hacinados en cuartos muy pequeños con cama cuchetas. .
No había mesas ni sillas, y vivían con sus hijos. 
Todos comparten un baño muy precario.

En estas condiciones, ese taller tenía a 13 inmigrantes bolivianos de esos que al Senador Pichetto le molestan tanto, mientras protege con sus votos la política hambreadora del marido de la responsable de esa esclavitud, y a la esclavista y su sistema de mafias para producir sus prendas al menor costo posible aún a costa de la sangre de inmigrantes.
El Senador, también protege de este modo a sectores del poder judicial que es cómplice de estas mafias: la señora Juliana Awada de Macri fue denunciada en dos oportunidades por trabajo esclavo. Una de las causas, en el año 2007 fue cerrada, por el entonces juez Guillermo Montenegro, que más tarde sería Ministro de Seguridad de la gestión Macri en el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

 

Marcas de ropa deportiva como Adidas, Le Coq sportif , Puma;  o marcas europeas y muy caucásicas como Zara, contratan estos talleres donde trabajan inmigrantes bolivianos y peruanos.

La persecución hacia los colectivos inmigrantes, es una buena manera de quitarle cualquier esperanza a los esclavizados de salir de esa situación. 

Es una política de Estado que pone en total indefensión a los más vulnerables, y le da alas a los delincuentes traficantes de personas.
 
Las denuncias realizadas hasta el momento, son hechas por esclavos que lograron escapar. En las nuevas circunstancias, si alguno lograra romper la esclavitud, se encontraría desamparado,  perseguido, encarcelado y deportado. 

 Argentina: costureras esclavas de las grandes marcas europea
 
 En uno de estos talleres que suministran la ropa con la que se viste la familia del Senador Pichetto, murieron calcinados Rolando y Rodrigo de 7 y 10 años, abrazados a su perro. 
La "casa" donde vívían con sus padres en la calle Páez 2796, tenía las puertas y ventanas bloqueadas, tapiadas o enrejadas. Ellos estaban en un sótano. Un corte de luz. Una vela encendida que se cae y prende alguna tela...
Aunque gritaron por auxilio, el que tenía las llaves de la reja que los mantenía encerrados, no estaba presente. 

No lo vi al Senador Pichetto quejarse de estos ni de ningún otro esclavista. 
Él sólo se queja de los esclavos, porque si salen a la calle, le molesta su presencia. 

¿Estará molesto el senador porque un hospital público atendió a los padres de Rolando y Rodrigo por las tremendas quemaduras en sus brazos cuando intentaban rescatar a sus hijos del fuego a través de las rejas?

¿Será que el senador, no logra dominar su conciencia y siente que le quema esa ropa manchada de sangre con la que se viste y paga tan cara?

¿O será simplemente que su crapulencia lo convierte en cómplice de un sistema de mafias que llegó para quedarse, a cambio de unas sucias monedas?

Las declaraciones del Senador, suelen ir acompañadas por hechos concretos o por operaciones mediáticas inmediatas.

Hace una semana el impresentable representante rionegrino, dijo : 

 "todo el mes de noviembre, el hospital Rivadavia está ocupado por ciudadanos paraguayos en los turnos previstos para operaciones".

Esto es absolutamente FALSO. No es cierto. Consultado el personal del Hospital Rivadavia, lo desmintieron categóricamente. 

La prensa hoy tituló que en Chaco,  la Ministra de Salud Mariel Crespo,  dijo que empezarán a cobrarles la atención médica hospitalaria a los paraguayos.

Cuando leés la bajada de las notas, no es eso lo que dijo la ministra de salud. 

Habla de la necesidad de firmar convenios de cooperación con las  ciudades cercanas de los países limítrofes, tanto Paraguay como Brasil, para tratar de recuperar los gastos de mantenimiento de salud, y garantizar la atención médica de cualquier habitante que pise suelo argentino.

"Esbozaremos la necesidad de hacer convenios de coparticipación, por ejemplo entre el Gobierno Ñeembucú y la provincia de Chaco, para poder gestionar alguna especie de recupero de gastos"

Mientras el senador, y la prensa argentina fustigaba a los paraguayos como responsables de la falta de turnos en los hospitales,  en Paraguay la prensa usaba el ejemplo de Chaco para alertar sobre la corrupción paraguaya que hace que los ciudadanos deban ir a atenderse a Argentina porque "acá se roban todo " y no hacen hospitales.


“La indignación debería estar focalizada hacia quienes se apropian impune y continuamente de los recursos públicos del Estado paraguayo condenando a miles de connacionales a vivir como parias en su propio país y, desesperados, buscar en las naciones vecinas lo que por derecho les corresponde recibir en su tierra”, asegura la periodista  Susana Oviedo, presidenta del Foro de Periodistas Paraguayos.

FOPEP nació como iniciativa de un grupo de periodistas allá por 2005, con la ayuda, cuando no, del Centro Knight para el Periodismo de las Américas, de la Universidad de Texas, EE.UU.
Y suelen llevar a algunas personalidades de países limítrofes a dar charlas a Martín Caparrós, o a dar seminarios de periodismo de investigación  a Daniel Santoro, el mismo que puso en  la tapa de Clarín que Máximo Kirchner tenía cuentas ( inexistentes) en el exterior, en un banco ¡también inexistente!. Santoro jamás pidió disculpas en la tapa de Clarín por mentir.

Rápido como cuando se enciende un reguero de pólvora, el odio emanado desde la felante lengua de los esbirros del poder, tiene devastadores efectos en puntos distantes entre sí. 

 La prensa argentina también supo utilizar las declaraciones que hizo Pichetto, y exacerbó el odio contra los inmigrantes para instalar el  cobro de aranceles universitarios. 

El mercenario operador del grupo Clarín Jorge Lanata, ex socio del español Antonio Mata y del caucásico ex Juez argentino Gabriel Cavallo en Crítica de la Argentina; lanzó un informe sobre el costo de los estudiantes inmigrantes en nuestras universidades públicas. Y con la lógica capitalista, instiló casi sin mencionarlo, la creencia de que se les debe cobrar un arancel. 

A dos o tres días de este informe, el operador egresado de la Universidad Nacional de La Plata, pública y gratuita, Ernesto Tenembaum lanzó una serie de tuits sobre la necesidad de arancelar el sistema educativo superior.

Esta semana,  la Universidad Nacional del Nordeste, aranceló la carrera de grado "Turismo" .

Delfina Veiravé, militante radical que usó los erarios públicos para acomodar a sus amigos militantes de Franja Morada de la carrera Humanidades de la que fue rectora, usó también los dineros públicos para nombrar a su hermano Federico al frente de la Facultad de Artes, Diseño y Ciencias de la Cultura, de la que depende la carrera que hoy arancelarán. 

Lo hacen hoy, en noviembre para que nadie proteste mucho, y corre a partir de los dos últimos años de la carrera. Es decir que quienes venían estudiando, deberán pagar mil pesos por mes para continuar sus estudios y recibirse.

(Mientras escribía esto, aparentemente la Rectora dijo que "demorarán la medida del cobro de aranceles por el conflicto desatado con los alumnos"... )

Violatoria de las leyes vigentes, la medida que solapadamente se instaló con el discurso racista de Pichetto y Lanata, empieza a extenderse para recortar derechos a todos los ciudadanos, sean o no inmigrantes.  

Con el discurso xenófobo, se sostiene la esclavitud y la sumisión de los más vulnerables; pero también el odio funciona como un gran condicionador para la clase media. 

Los seres humanos somos originales, y cada uno es diferente del  otro. Hoy ponen el foco en el color de la piel; en el lugar donde naciste; en tu clase social; pero una vez que logren el control social, para poder sustentarse necesitarán otros condicionantes. Que seas flaco, o gordo, o alto, o bajo, que tengas pecas, o que seas demasiado rubio, o tu color de ojos.  Siempre encontrarán una buena excusa para convertirte en un blanco móvil.



La incitación al odio contra las minorías, es lo que convierte a los humanos en salvajes. Educar en la idea que el distinto, el que no es igual a mí, es peligroso, me hace sentir miedo hacia ese en el que veo reflejada la diferencia; y de allí a odiarlo, hay sólo un paso. 

Mis iguales, serán entonces mi familia, mis amigos y tal vez algún compañero de trabajo, pero  no todos. Eso nos aísla y nos mantiene justo en el lugar donde el capitalismo extremo nos necesita para vendernos su fantasía de salvación egoísta. 

En nombre de un supuesto bienestar el poder neoliberal y ultracapitalista fomenta los disvalores como la misoginia, el racismo, el machismo y el egoísmo.

En base a reforzar sentimientos negativos hacia las minorías  hizo su campaña el actual presidente electo de los Estados Unidos, Donald Trump. 

Y aunque sujete su lengua ahora, el odio desatado con fines electorales, no se contiene luego de su proclamación como presidente.

Ayer ganó las elecciones.

Hoy aparecieron las primeras manifestaciones: 




" Me detuve esta mañana en la estación de servicio y un grupo de tipos me gritó: "Tiempo de dejar este país, Apu" Día 1."


Mensajes como este se reproducen en la red social. 

"No pasaron ni 24 horas, y un amigo de mi hermana , quien es musulmán terminó con un cuchillo clavado en su cuerpo por un militante de Trump, mientras iba al colegio en autobús"

 "Caminando en las calles de Los Angeles, le gritaron a mi compañera de trabajo que es latina: "vete al lugar del que viniste""

La exacerbación de la misoginia y el machismo fue un  factor determinante para que el portentoso macho americano saliera victorioso frente a una mujer, y eso exacerba esos sentimientos negativos. 
No todos los que votaron a Trump saldrán a masacrar inmigrantes, o a insultar musulmanes. 

¿Acaso es muy diferente lo que pasó en Argentina, cuando al día siguiente de la elección, algunos inadaptados, llenos del odio comprado por televisión, salieron a insultar a militantes kirchneristas?  ¿No hemos visto a militantes del PRO, como Alejandro  Sidero, disparar un arma desde la ventana de su departamento contra un grupo de militantes de Nuevo Encuentro que inauguraba un local partidario, y que dejó como saldo dos mujeres heridas?

El odio no reconoce fronteras.

Estos antivalores, incentivados desde los medios y las redes sociales son los que se impusieron para lograr que Gran Bretaña votara su salida de la Comunidad Económica Europea. 
El 23  de junio de 2016, se realizó el referendum, y el 51,9 % de los votantes, eligió por abandonar el acuerdo.

Raspando, pero suficiente para imponerse. 


Puede notarse como, inmediatamente luego de salir ganador el BREXIT, se incrementaron las denuncias por abusos racistas en todo el Reino Unido.






 Desde insultos, golpes, vandalización de propiedades de comunidades europeas o musulmanas, el nacionalismo británico no reparó en asemejarse al nazismo. 

1863 incidentes en la última semana de julio de este año. El doble que los que pudieron reportarse el año anterior. En medio de la escalada de odio que aún persiste, 5 meses después del Brexit, muchos extranjeros temen denunciar los ataques. 

Allá no te salva el color de piel. La mayor cantidad de víctimas son polacas . Rubios, más blancos aún que los de las propagandas de Cheeky. 

En Alemania el blanco móvil son los iraquíes y sirios a los que se los acusa injustamente de cometer delitos. 
Según los datos del ministerio del Interio alemán, los ataques a centros de refugiados han pasado de 63 en 2013 a 1.031 el año pasado.

En esos ataques, generalmente incendios de propiedades, muere gente. 

En marzo de este año, un programa de Inteligencia Artificial desarrollado por Microsoft, para mantener conversaciones casuales con jóvenes de entre 18 y 24 años. 

A medida que TAY así se la llamó, interactuaba con más y más personas, comenzó a volverse racista, xenófoba, homofóbica y grosera. 
El experimento fue "suspendido temporalmente"  luego de que se reportaran denuncias por sus posteos, en los que afirmaba que Hitler no había hecho nada malo;  que los campos de concentración eran necesarios; que las feministas debían arder en el infierno;  y que odiaba a los judíos.



Así de rápido se puede manipular el odio a través de las redes sociales. Apenas en 24 horas.

Ya no harán falta los trolls de Marcos Peña Braun financiados con nuestros impuestos para generar "sentido común indignado y odiador" entre los navegantes de las redes sociales. 

Bastará un Bot, un programa de computación, con el que instilar el veneno contra lo que sea. El cabezahuequismo simplemente lo aceptará, lo replicará y se convertirá a sí mismo en un bot mientras lo difunde.

No porque sean malos, sino porque los que diseñan estas políticas de comunicación saben que funcionan. 

Manipulan  nuestro pensamiento y nuestras acciones, manipulando primero nuestras emociones. 

Cuando el senador Pichetto, arenga contra los inmigrantes y los acusa de ser delincuentes; "aparecen" repentinamente en las redes las declaraciones que había dicho hace dos o tres años  la periodista Silvia Mercado, que hoy está en Radio Nacional, la radio pública.

 ¿Así de la nada, se reflota un tuit en el que acusa a los paraguayos de ser todos ladrones?.

Tu cerebro asocia a la periodista a la radio pública, Radio  Nacional, e interpreta que el Estado te dice que los paraguayos son ladrones. Le asignará el valor de palabra santa. 
Si estás distraído, prende. Si el mensaje se replica muchas veces, con diferentes actores y colectivos migratorios, prende más rápido.
Así de fácil instalan el odio. 



El Secretario de Derechos Humanos, el argentino con ciudadanía israelí Claudio Avruj declaró :


"Nosotros estamos de acuerdo con las declaraciones de Pichetto sobre la inmigración"

Lástima que no aclaró quiénes son "nosotros". ¿Se referirá a todo el gabinete de gobierno? ¿Se referirá a él y el Ministro de Justicia y Derechos Humanos, Germán Garavano? 

¿Acaso se refiere a la DAIA organismo que estuvo a su cargo durante los 10 años en que Rubén Beraja, su ex jefe en el Banco Mayo, no podía ni acercarse por ser señalado por la comunidad judía como uno de los encubridores del atentado a la AMIA?

Es insólito que tengamos un Secretario de Estado con doble ciudadanía; pero más insólito es que siendo el presidente del Museo de la Shoá en Buenos Aires, se manifieste a favor de las declaraciones xenófobas de Pichetto.

Shoá es el término hebreo para designar la persecución y el holocausto de millones de judíos durante el nazismo.
El régimen nazi no sólo persiguió a judíos, muchos fueron perseguidos y asesinados por motivos políticos, ideológicos o como en el caso de los comunistas, los socialistas, los testigos de Jehová, los homosexuales y los prisioneros de guerra. Otros grupos que fueron también objeto de destrucción con la excusa de la supuesta “inferioridad racial”: los Sinti y Roma (gitanos), los discapacitados y algunos pueblos eslavos, especialmente polacos y rusos.

Como ves, el odio no tiene un objetivo. Simplemente se difunde y va mutando. 

Desde el gobierno nacional, un Secretario de Estado lo avala. Una ministra hace la cárcel para inmigrantes. Desde las redes, instalan con un tuit de hace tres años, hecho por una periodista conocida...

Los medios incentivan la creencia de lo costoso que es mantener inmigrantes, ya sea con programas especialmente dedicados al tema o tergiversando alguna noticia. 

Mauricio Macri repitió el latiguillo instalado desde los medios desde hace varios años, durante su "debate" presidencial, previo a las elecciones: "la frontera es un colador". 

Eso le sirvió para denostar a la "inmigración descontrolada" en 2010; y al narcotráfico en  2015. Pero sobre todo para instalar la idea de que todo lo malo que pasa en  nuestra sociedad, viene de los países limítrofes.

El Senador Pichetto, conurbanense de nacimiento, se educó en la Universidad PUBLICA y GRATUITA Nacional de La Plata. 
Hijo o nieto de inmigrantes italianos, hoy apuesta a perseguir inmigrantes.


Resultado de imagen para Pichetto


 Hay algo más preocupante, y es el silencio de toda la clase política respecto  a esta connivencia entre el senador xenófobo y el gobierno de corte claramente clasista y dictatorial.

A todos aquellos que tienen una responsabilidad política, les exijo, que pidan el desafuero de este individuo. 

Porque no sólo es pernicioso para la democracia y la calidad institucional, lo es sobre todo, para la política argentina.

Cuando en 2013, dijo en el Congreso, que en el atentado a la AMIA habían muerto argentinos judíos y argentinos que no lo eran; a pesar de ser un evidente enredo en el que quería expresar que los muertos en la AMIA eran todos argentinos; bastó un comunicadito de la DAIA, para que salga inmediatamente a pedir disculpas por sus dichos.

Esta vez, aunque miles de personas en todo el país, dirigentes sociales, el Consulado de Bolivia, intelectuales, etc,  repudiaron sus dichos xenófobos, no sólo no se arrepiente, sino que los reafirma en horario central en  los canales televisivos de los medios hegemónicos.

Tal vez haya que buscar su predisposición a la sumisión ante la DAIA, el haber sido uno de los miembros de la Comisión Bicameral que "investigó" el atentado a la AMIA -DAIA  y a la Embajada de Israel. 
Siendo la DAIA, la ONG de la cual fue presidente durante 10 años, Claudio Avruj , el que hoy se manifiesta de acuerdo con sus dichos... Tal vez desde su posición privilegiada en el Congreso, haya tenido acceso tanto al entonces comisario Jorge Fino Palacios que fue el que "investigó" ambos atentados, como a Rubén Beraja,  que hoy está  siendo juzgado por encubrimiento del Atentado.
(Siendo una de las hipótesis de la voladura de la AMIA el tráfico de Armas a Ecuador y Croacia, cuyo dinero se habría lavado a través del Banco Mayo, y sociedades off shore vinculadas a Beraja , tal vez el senador, tenga algún dato extraordinario que le permita afirmar que Menem fue condenado injustamente... lástima que  no diga quién debería ser, entonces, el condenado justamente.)

Ante semejantes declaraciones, y su reafirmación, en un claro movimiento de pinzas sobre los colectivos sociales minoritarios de nuestro país, pero con la clara intencionalidad de recortar derechos civiles para todos y todas, es imperioso que la clase política argentina de alguna muestra de madurez, salga de su autoimpuesto ostracismo y empiece a formar parte del tren de la historia. 

Porque si la derecha ultracapitalista vence con su discurso de odio, ninguno estará a salvo, y ustedes tampoco. 

Los políticos que hoy se esconden en retóricas partidistas hablando de que hay que ir unidos, sin decir a dónde ni a hacer qué, hoy, están dejando solos a los ciudadanos, mientras los que se sientan a su lado en las bancas, forman parte de este proceso de genocidio económico (por ahora) y ayudan a sentar las bases para la brutal represión que inexorablemente se desatará cuando el hambre apriete.

Dejen de apostar a la antipolítica, creyendo que si cierran muy fuerte los ojos, el Monstruo no los tocará. 

Maduren. 

Están sentados en la mesa del Monstruo que comparte almuerzos con ustedes, les sonríe, mientras aplasta la cabeza de los argentinos con su cola.

Es sólo cuestión de tiempo, para que se los coma de un bocado antes de hacerlos pagar la cuenta.

Vuestro silencio es el veneno con el que el odio se alimenta. 


 













2 comentarios:

  1. Como siempre, excelente.
    Siempre resulta oportuno que converja el foco sobre los "culpables de siempre" a medida que comienzan a ralear las fuentes de trabajo. A alguien habrá que señalar para echarle la culpa, no? Pues ya comenzaron la tarea.
    Cuando vi el video de la creación de la cátedra de Economía en la Universidad Arturo Jauretche hace un par de días, quedé favorablemente sorprendido por las expresiones de Cristina con respecto a este asunto. Sin eufemismos, simplemente omitiendo nombrar al senador, manifestó su posición con absoluta claridad. Y recalco que quedé "favorablemente sorprendido" porque poco antes había escuchado a Daniel Scioli y a Guillermo Moreno tratando de "zafar" cuando fueron consultados al respecto. Al referirse al senador, Moreno dijo "el compañero Pichetto" y Scioli, como siempre, se convirtió en gelatina resbalosa y eludió una respuesta directa.

    Ah, se me olvidaba. Peceto no es XENÓFOBO sino RACISTA.

    Abrazo

    ResponderEliminar

Bienvenidos los que quieran dejar su opinión, y gracias por hacerlo.