lunes, 23 de mayo de 2016

Empanadas

En estos días, el gobierno de Mauricio Macri arremetió con publicidad estatal.
Tal como pidiera (o se le escapó) Facundo Landívar antes de las elecciones,  cumplió su promesa de "no meter pauta oficial durante 6 meses así se cierran todos". Quién es Facundo Landívar? Un piojoso escriba y operador de Clarín que hace la sección  "el semáforo". Y que obviamente,  su sueldo depende de la pauta. Tanto de la estatal por la que Clarín fue a la  Corte Suprema a mendigar exigiendo que a ellos también debían darles; como la de la privada, que pagamos todos cuando compramos un producto o usamos un servicio que publicita en las caras páginas de Clarín.



Pasados los 6 meses que Clarín le exigió para eliminar competencia, Mauricio Macri desembolsa dineros públicos.
La publicidad de los actos de gobierno que exige la Constitución Nacional, se hacen mediante la pauta "oficial".

Nos sorprende entonces que una frase de autoayuda, que remite a las publicidades de la pauta oficial del 76 al 82; sea subvencionada con el dinero de nuestros impuestos.

El spot, habla de algunas de las personas que intervienen cada vez que hacés una empanada.

http://www.politicargentina.com/notas/201605/14120-mira-el-insolito-spot-de-presidencia-que-explica-como-hacer-las-cosas-juntos-con-una-empanada.html

Esta publicidad, además está acompañada de gráfica vial, lo cual es carísimo... Su objetivo? Meter el slogan. Limarte el cerebro. Propaganda subliminal. Convertirte en un Minion.
No hay ningún acto de gobierno comunicado allí.
"Todo es posible juntos" .

Me recordó inmediatamente la publicidad de Videla y sus secuaces: "Tiempo y esfuerzo, esenciales para cualquier logro. Tiempo y esfuerzo, el país los necesita".
 La publicidad , mostraba por primera vez un grano de trigo desde su germinación hasta que estaba a punto de ser cosechado.
No decía nada, era novedosa y te instilaba la idea de que te tenías que esforzar.
Que nada bueno podías esperar en mucho tiempo... Y aún pasado mucho tiempo, cuando maduraras, podían cortarte la vida de un guadañazo.

A la vez, si no te la bancabas, si no te esforzabas, si protestabas, eras antipatria.  "El país los necesita"


Potente. Y tan real , que aún con su paisaje campestre bucólico, era macabra.
Cumplía su cometido, mantenerte en el molde.

Parece que el avisito, en realidad de original, no tiene nada. Milton Friedman hizo uno igualito... En la época en que los Macri se llenaban de plata a expensas de los negocios turbios con la Dictadura de Videla. Y sí... No lo pueden evitar.



https://www.youtube.com/watch?v=D4ClIVs5cYs&app=desktop


Las publicidades de los empresarios que antes bancaron la dictadura de Videla y hoy al neovidelismo macrista, no difieren mucho del concepto revoleado entonces por la agencia norteamericana Burson & Marsteller.

Tal vez que su ex Director para latinoamérica durante casi 20 años , Santiago Lacaze sea del PRO, influya en la campaña publicitaria que se desarrolla en varios frentes para tratar de poner la culpa de las consecuencias lógicas de las políticas económicas del gobierno neovideliano, en los ciudadanos.

Así, General Motors, la empresa salvada financieramente  por el estado argentino en 2009 cuando EEUU le dio la espalda en plena crisis de Lehman Bros, que terminó en una debacle financiera mundial (y que aún hoy mantiene a muchos países en recesión) , lanzó una campaña publicitaria para un nuevo auto , hablándonos ¡de la "meritocracia"!

La publicidad empieza con unas palabras que pasan muy rápido en la pantalla, lo suficientemente rápido para que entren en tu inconsciente sin que lo registres; y lo suficientemente lento para que no los acuses de publicidad subliminal, de hecho, no hablan del producto, sino de vos. Todas estas palabras pasan en 4 segundos. Tu cerebro las registra. No podrías decirlas en 4 segundos.

 " Trabajo". "Entrega". "Sacrificio". "Estudio". "Meritócratas". "Sueños". "Obstáculos". "Avanzar". "Meritócratas".  "Destacarte". "Detalles"."Lucha". "Demostrar". "Progreso". "Búsqueda". "Poder". "Meritócratas".
La propaganda inicia con una voz en off, que te habla de las ventajas de la meritocracia en una ciudad vacía, donde siempre enfocan a un individuo blanco, de mediana edad o jóvenes adultos, preferentemente hombres.
 https://www.youtube.com/watch?v=D-hEOCxqTx4


E instila en tu cabeza "que sabe que cuanto más trabaja, más suerte tiene", "que no quiere tener poder, sino que quiere tener y  poder".  Es decir, no querés mandar sobre nada, entregate. Y además sólo te tiene que interesar comprar y consumir.
 Y otros etcéteras tan deleznables y cuestionables como todo lo anterior.

¿Qué suerte tuvo por trabajar más alguno de los 37 peones rurales esclavizados por el presidente dela Sociedad Rural, Luis Etchehevere?
Algunos de ellos tenían 50 años y no sabían leer ni escribir. Eso hacía que el Grupo Etchevehere les pagara sueldos de 450 pesos. Algunos, llevaban 40 años trabajando en esas circunstancias. Sin vacaciones pagadas, sin aguinaldo, sin obra social. Sin derechos.

http://www.diarioregistrado.com/politica/encontraron-trabajo-esclavo-en-campos-del-presidente-de-la-sociedad-rural_a54a765d442b51e2eea013de8

En la misma semana del lanzamiento de la publicidad de Chevrolet, la gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, lanzó una supuesta reforma educativa, bastante mediocre por cierto , ya que consistió en "darle libertad a los docentes para que decidan qué nota poner", porque "la meritocracia es un valor que debe ser aprendido" . 

 http://www.clarin.com/sociedad/Vidal-importante-chicos-aprendan_0_1574242603.html

Esa misma gobernadora, acababa de REDUCIR en un 30% el presupuesto de los comedores escolares en plena crisis económica, creada por este gobierno que ella integra al provocar una devaluación del 47% y una inflación que en menos de 6 meses llevó los alimentos al 150% de aumento.

Esa misma gobernadora, con su cara de maestra jardinera y sus modales suaves,  mientras te habla como si tuvieras 5 años (ver las pautas para la manipulación de masas que figuran en varias páginas de internet)   le saca los micros escolares a las poblaciones rurales de la provincia de Buenos Aires.

Así, alimentados a fideos y arroz, y andando en pleno invierno por rutas de barro (llovió todo el otoño), con epidemia de dengue y de Gripe A,  los niños de la provincia de Buenos Aires, deberán esforzarse mucho, infinitamente más que los de CABA para obtener el mismo piso educativo.

Y ni te cuento el esfuerzo que deberá hacer además, un pibe en el cordón hortícola de La Plata o de Mar del Plata  que, cuando vuelva a pata de la escuela rural,  ayuda en las tareas en el campo a su familia, respecto de los hijos de Vidal cuyos niños concurren en auto con chofer a la escuela, privada y calefaccionada.

El discurso perverso del establishment, subvierte la épica del "todos juntos" que el kirchnerismo usaba como latiguillo para fomentar el desarrollo y la igualdad de posibilidades; y casi con las mismas palabras, alimenta el monstruo del individualismo y el capitalismo a ultranza, ese que te comerá el hígado cuando debas pagar las deudas de los meritócratas como Vidal que te endeudan a vos, para refaccionar un centro clandestino de detención y transformarlo en su vivienda oficial (porque si van a ser perversos, quieren todo el cotillón, nada de andar con disimulos).


Las tres empanadas:


El tarifazo del gas y la luz que hambreará a todos los argentinos es ilegal. No se realizó audiencia pública, tal como estipula el contrato de concesión. 
Sin embargo y por alguna razón, los gobernadores , intendentes, y dirigentes políticos no hacen más que quejarse en los medios, pero pocos han llevado el tema a tribunales.

¿Que la justicia la maneja el PRO?
Es cierto y lo sabemos todos. Pero, si entran millones de recursos de amparo, tampoco podrán hacerse los distraídos los jueces.

No hace falta "quedarse en el molde", y "entregar el poder", porque un par de publicidades te limen el cerebro. Apagá la tele. Y empezá a pensar cómo combatir estas medidas económicas injustas, inhumanas, y profundamente clasistas.


El establishment tiene el gobierno, pero no tiene el poder, y lo sabe; por eso hace este tipo de acciones conjuntas entre los gerentes de las empresas y los funcionarios, con las agencias de publicidad y los medios. Necesitan rápidamente limarle la cabeza a la gente con frases hechas, como hicieron los milicos, como hizo Menem. 

 Mientras vos debatís en los programas de TV con Pedro Robledo o con la corrupta diputada PRO, Gladys González ; ( http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-282296-2015-09-23.html;  
 http://www.pergaminociudad.com.ar/nota.asp?n=&id=21533&id_tiponota=1
 ) hay un millón y medio de nuevos pobres.

 Mientras vos discutís si debería hacerse una ley para que las pymes paguen en cuotas el tarifazo ILEGAL, y de esta manera estás legitimando la exacción y la aberración hambreadora, (¿qué comieron muchachos?   Larguen el tinto!!!) hay quienes ya no pueden pagar la garrafa, porque pasó de 60 pesos a 200; al mismo tiempo que le aumentaron 100 % el transporte, 150% los alimentos  y 500% la luz. 

La frase de las tres empanadas, remite a la escena en que el personaje interpretado por Luis Brandoni  (hoy cercano al gobierno de Macri, casualmente) le explica a Juan Manuel Tenuta, la tristeza que le dio ver que una familia sólo tenía 3 empanadas para comer , mientras se come la empanada que les afanó.
 El personaje de Tenuta, lo mira azorado, pero sin reaccionar.

Esta semana vimos replicada por propios y ajenos, la imagen de una actriz: María Rosa Martínez, alias Mirtha Legrand, enfundada en ropajes caros y enjaezada de joyas, "llorando" por la tristeza que le produce ver gente indigente.
Raiting alto, replicado por los propios que la miran para criticarla, le aseguran a la actriz, el mejor aplauso que puede tener: facturación en pauta privada.
Así , la abuela de la que se encamó con el hoy embajador en EEUU y con el poliministro Cabrera como todo mérito; asegura su posición social y sus ingresos.

¿Habrá pagado María Rosa Martínez lo que le adeudaba a su mucama Rosa Díaz , a quien durante 21 años  no le pagó cargas sociales ni vacaciones?

Dadas las circunstancias, podemos elegir ser los personajes que en  "Esperando la Carroza " interpretaban Brandoni y ser parte del robo, o el de Tenuta y quedarnos callados... o el de  Grandinetti y sacarnos los mocos mientras corremos tras la pelota que nos tira el establishment.

Disculpen pero yo, prefiero ser el de Mónica Villa y aunque sea para hacer una malograda mayonesa, ponerme a romper huevos.